Inicio Sobre nosotros

Sobre nosotros

MartiDerm, la marca de referencia española en dermocosmética.

La "fórmula", la inspiración y el futuro de MartiDerm. La historia del Laboratorio Martí Tor nace en 1952 gracias a José Martí Tor. El laboratorio se crea a partir de la farmacia que lleva su mismo nombre, especializada en la elaboración de formulaciones dermatológicas personalizadas, bajo prescripción médica. La segunda generación de la familia crea la marca MartiDerm con productos innovadores en cosmética dermatológica e inicia la internacionalización de la firma.

MartiDerm, reconocida por el sector médico y farmacéutico, mantiene los principios de su fundador como el rigor, la innovación, la efectividad de sus productos, que contienen una alta concentración de ingredientes activos, así como la transparencia con la que presentan la fórmula en todos sus productos que "dicen lo que hacen y hacen lo que dicen".

Por último, la obra social del Laboratorio es parte del legado familiar: integración laboral de personas con discapacidad (10% de la plantilla), producto solidario (el 100% de los beneficios de la crema de manos van destinados a proyectos sociales) y atención a personas mayores (con la participación directa del personal de la empresa en charlas de animación en centros de gente mayor).

MISIÓN:

Gracias a su cercanía y afinidad con dermatólogos, farmacéuticos y consumidores, MARTIDERM, especialista en salud dermatológica, aporta soluciones con fórmulas innovadoras, efectivas y diferenciales para el cuidado y bienestar de la piel.

VISIÓN:

MARTIDERM quiere estar siempre a la vanguardia del cuidado de la piel convirtiéndose en la marca de referencia tanto para el dermatólogo como para el farmacéutico y el consumidor.

VALORES:

MARTIDERM mantiene los valores de su fundador: el rigor en la formulación y la fabricación de sus productos; la eficacia y calidad de los mismos y la transparencia en la comunicación de sus cualidades y efectos.

 

MARTIDERM es una empresa certificada por la norma UNE-EN ISO 22716:2007.

En esta norma se recogen las Buenas Prácticas de Producción de Cosméticos conceptualizadas por la International Standard Organization (ISO) y que avalan la máxima calidad dentro del campo de cosmética a nivel mundial.

Esta norma concierne específicamente a empresas fabricantes de productos cosméticos y requiere utilizar sistemas de calidad provenientes de la industria farmacéutica, afectando a todos los procesos, instalaciones y agentes implicados relacionadas con el aprovisionamiento de materias primas y materiales de acondicionamiento, la fabricación, el control de calidad, el almacenamiento, la distribución de productos cosméticos y las reclamaciones, retiradas del mercado y gestión de residuos.

MARTIDERM ha adaptado a la norma ISO 22716, todas sus instalaciones y procedimientos con la máxima rapidez; algo que no hubiera sido posible sin la implicación y colaboración de todo su personal. Un hito fundamental que demuestra el compromiso constante de MARTIDERM “La Fórmula” por la calidad de sus productos y la seguridad de sus consumidores.

 

 

 

Volver