Masajes capilares, un placer para el cabello y el cuerpo

Masajes capilares, un placer para el cabello y el cuerpo

¿A quién no le gusta relajarse mientras le dan un masaje? Durante ese ritual, nos dejamos llevar, desconectamos y disfrutamos de la experiencia. Los hay de muchos tipos y duración y pueden estar focalizados en distintas partes de nuestro cuerpo. Los masajes de espalda, los de piernas y los faciales son los más habituales, pero no los únicos.  

Los capilares, además de relajantes y agradables, aportan beneficios muy saludables, no sólo para el cuero cabelludo, sino también para el resto del cuerpo.

¿En qué consisten y por qué son importantes?

Se trata de una técnica consistente en masajear de forma suave y metódica el cuero cabelludo para reforzarlo, mediante la reactivación del sistema circulatorio. Los masajes capilares tienen efectos muy positivos sobre el resto de tejidos del organismo y quienes los reciben sienten una agradable sensación de tranquilidad y relax.

Además de experimentar una situación placentera y serena, estos masajes tienen fines terapéuticos que repercuten en todo nuestro organismo, aportándonos beneficios muy saludables. ¿Cuáles son?

  • Activan la circulación del cuero cabelludo, fortaleciendo el pelo desde el poro.
  • Dilatan los vasos capilares y mejoran la circulación sanguínea, reduciendo y mejorando los dolores de cabeza, las migrañas y las jaquecas.
  • Alivian la fatiga visual.
  • Ayudan a reducir las situaciones de estrés y ansiedad.
  • Estimulan el drenaje linfático, necesario para liberar toxinas y mejorar el sistema inmunológico.
  • Aumentan la producción de endorfinas y serotoninas, dos hormonas que nos ayudan a estar de buen humor.

Cómo hacerlo

Lo ideal es acudir a un especialista a que haga un masaje capilar, pero también se puede aprender a hacer un masaje capilar. Para ello, sigue estos consejos:

pasos-masaje-capilar_ES

Estas pautas son las más habituales a la hora de hacer un masaje, pero existen distintas técnicas para darlo, dependiendo de su intensidad, la presión y la velocidad con la que se realice.

  • Tienen como finalidad la relajación y consisten en deslizar la palma de la mano o la yema de los dedos sobre el cuero cabelludo, realizando círculos o espirales de mayor o menor intensidad.
  • También tienen un efecto sedante y consisten en realizar maniobras suaves en forma circular o en vaivén en un solo sentido.
  • Son golpes rápidos y breves que se ejecutan con las yemas de los dedos, la palma de la mano en forma cóncava o el borde cubital del meñique.
  • Consisten en comprimir una zona de la zona capilar con la palma de la mano, las yemas de los dedos o la mano cerrada.
  • Se ejecutan con la palma de la mano o la yema de los dedos, ejerciendo una leve presión sobre el cuero cabelludo, mientras se realiza la vibración.

 

Sea cual sea el tipo de masaje capilar que elijas, lo importante es que te lo hagas con cierta frecuencia para mantener tu cabello y tu cuerpo en buen estado y beneficiarte de las virtudes de una experiencia relajante y muy saludable.

Siguientes artículos