Beneficios del peeling facial

Beneficios del peeling facial

Ya descubrimos hace unas semanas qué era un peeling facial. Recordemos que es un tratamiento que consiste en la aplicación tópica de un preparado químico o físico capaz de provocar una destrucción limitada y controlada de la epidermis y de las primeras capas de las dermis.

Por tanto, el peeling tiene como función básica y fundamental la exfoliación y persigue el adelgazamiento de la capa córnea de la piel, que producirá un aumento del recambio celular y el deseado rejuvenecimiento tisular.

Ventajas de la exfoliación

La exfoliación se define como el desprendimiento de las capas más superficiales de la piel. Para lograr el efecto de limpieza profunda, puedes añadir a tu rutina de cuidado de la piel la aplicación de productos con un ligero masaje. Esta aplicación suave provoca una activación de la circulación. Además, se logra la eliminación de las células muertas y otras impurezas. Al conseguir eliminar estas células muertas, aumenta la oxigenación celular, lo que se traduce en una piel suave y luminosa.

El efecto exfoliante puede conseguirse mediante sustancias químicas o bien por sustancias físicas:

  • Sustancias que actúan mediante acciones químicas: ácidos carboxílicos alfahidroxiácidos (AHA), betahidroxiácidos (BHA) y los ésteres de AHA.
  • Sustancias que actúan mediante acción física: polvos finos o micropartículas sintéticas (gránulos de polietileno).

Independientemente de la base estructural del emoliente con efecto exfoliante, estas sustancias se incorporan a geles o tensioactivos espumosos para limpiar, creando una sensación de bienestar y suavidad mientras los utilizamos.

Resultados del peeling:

  • Estimulación del crecimiento epidérmico por eliminación del estrato córneo.
  • Destrucción de capas específicas de piel dañada (alteración de la pigmentación y queratosis actínica).
  • Inducción de reacciones inflamatorias cuando afecta a las capas más profundas.

Efectos positivos del peeling

  • Favorece el rejuvenecimiento:
    • Al disminuir, adelgazar o incluso eliminar el estrato córneo cutáneo, la piel intensifica su función regeneradora con células nuevas y aumenta la creación de matriz extracelular con mayor concentración de fibras de elastina y colágeno, que proporcionan a la piel más flexibilidad.
    • Reactiva el torrente circulatorio. La abrasión produce una activación inflamatoria que provoca una activación vascular a nivel microcelular que aumentará la capacidad de absorción de nutrientes y, por tanto, mejorará el tratamiento tópico posterior.
    • Se multiplica el recambio celular dérmico y epidérmico por pérdida celular; como consecuencia, se produce la renovación con células más jóvenes que aportan una mayor luminosidad a la piel.
  • Realiza una limpieza profunda de la piel:
    • Limpieza profunda de poros.
    • Eliminación de escamas y células muertas superficiales.
    • La epidermis queda más permeable a todo tratamiento que se aplique posteriormente.
  • Disminuye imperfecciones cutáneas:
    • Mejora el acné y las secuelas posteriores de cuadros acneicos, ya que provoca una limpieza abrasiva y equilibra el contenido graso de la piel.
    • Elimina o disminuye queloides o cicatrices, imperfecciones leves y marcas, que muchas veces están localizadas en las porciones más superficiales de la piel.
    • Minimiza arrugas finas y líneas de expresión leves.
    • Ayuda a disminuir o eliminar manchas
  • Fomenta la reestructuración de las fibras colágenas y elásticas para lograr el efecto «lifting»:
    • Aporta mayor tensión y firmeza a la piel.
  • Prepara la piel para recibir un tratamiento de hidratación profunda:
    • Aumenta la calidad de la composición de la piel, lo que se traduce en una piel sana y más radiante.

Siguientes artículos