Tus manos: cuídalas como se merecen

Tus manos: cuídalas como se merecen

Son imprescindibles y contamos con ellas para casi todo, desde coger el teléfono hasta maquillarnos o tocar el botón del ascensor. Pero, más allá de esa funcionalidad y de la importancia que las manos tienen en el día a día, éstas revelan nuestra edad y también nuestro estilo de vida. De ahí la importancia de cuidarlas y prestarles la atención que merecen para mantenerlas suaves y finas, sobre todo a partir de los 20 años, que es cuando empiezan a deshidratarse y perder elasticidad.

¿Cómo hacerlo?

A nivel fisiológico, la palma de la mano es espesa y resistente, mientras que el dorso es más fino y frágil y refleja antes el paso del tiempo. Ambas partes, como sucede con el resto de nuestro cuerpo, están expuestas a agresiones externas que provocan su deterioro. El contacto habitual con productos químicos, como los detergentes, la exposición solar continuada y sin protección y los cambios bruscos de temperatura son factores que también afectan a la piel de las manos y a las uñas y pueden provocar un envejecimiento prematuro.

Los siguientes hábitos te ayudarán a cuidar tus manos de los agentes externos:

  • Lavado de manos. Hazlo con frecuencia, pero evita lavártelas con agua caliente, porque estropea la piel. Utiliza agua templada o fría y jabones antibacterianos y que no contengan alcohol para evitar que se irriten. Después, sécalas cuidadosamente con una toalla.
  • Exfoliación. Eliminar las células muertas y regenerar la piel de las manos es muy importante para mantenerlas suaves y evitar que se vuelvan ásperas y presenten un aspecto envejecido. Intenta hacerte una exfoliación semanal o cada 10 días.
  • Hidratación. Es una de las rutinas que no puede faltar en tu día a día y que te ayudará a mantenerlas nutridas y evitar que se resequen y se vean descuidadas. Elige una crema hidratante y reparadora y aplícatela con suavidad sobre toda la superficie y entre los dedos de las manos para que cubra bien todas las zonas. Lo ideal es nutrir tus manos dos veces al día: una vez por la mañana y otra por la noche, antes de acostarte.
  • Las uñas forman parte de las manos y también merecen un cuidado especial. Por ello, es recomendable que te hagas la manicura de vez en cuando para mantener fuertes y sanas tus uñas.

Algunos trucos y consejos

Los hábitos anteriores se pueden complementar con algunos consejos prácticos que te ayudarán a potenciar el aspecto de tus manos y a mantenerlas bonitas durante más tiempo:

  • Protección solar. Además del cuerpo y la cara, las manos necesitan una protección solar intensa antes de que salgamos a la calle, incluso si el día no es muy soleado. Aplícate un protector solar con FPS a diario para evitar que tus manos se arruguen y envejezcan antes y las protegerás de la posible aparición de manchas, algo muy habitual cuando están expuestas al sol.
  • Aceites esenciales. Si tienes las manos muy deshidratadas, necesitarán unos cuidados extras que te ayuden a combatir la sequedad. Algunos aceites esenciales, como los de coco, argán y jojoba, son altamente hidratantes, por lo que puedes mezclarlos todos con un poco de manteca de karité y aplicarte esta intensa dosis nutritiva en tus manos.
  • Ayudan a proteger y evitar que las manos entren en contacto con productos de limpieza agresivos para la piel. Es conveniente utilizarlas cada vez que se realizan tareas domésticas como fregar los platos.
  • Vitaminas C y E. La alimentación es otro de los aspectos que se debe tener en cuenta a la hora de proteger tus manos. Algunas vitaminas, como la C y la E, ayudan a mantener la piel sana e hidratada. La primera, presente en alimentos como el pimiento rojo, el brócoli, el kiwi o la naranja, ayuda a mantener el colágeno de la piel y evita que pierda elasticidad y se agriete. Y la vitamina E, que se encuentra en las semillas de girasol, las almendras y los cacahuetes, entre otros, es una aliada contra el envejecimiento cutáneo.

 

Si se tienen en cuenta estas pautas y se les dedica un poco de tiempo cada día, las manos reflejan a la perfección estos cuidados y los agradecen, mostrando un aspecto terso y rejuvenecido.

Siguientes artículos