¿Por qué son tan importantes los cuidados nocturnos de tu piel?

¿Por qué son tan importantes los cuidados nocturnos de tu piel?

Según estudios recientes, algunos especialistas aseguran que la edad fisiológica de la piel está condicionada solo en un 25% por la genética. El 75% restante es esencialmente debido a nuestro estilo de vida. Como consecuencia de ello, debemos tomar medida de alguna acciones que nos pueden ayudar a ralentizar el envejecimiento de nuestra piel. Hoy nos centraremos en los cuidados nocturnos de nuestra piel.

Seguro que has oído hablar sobre la importancia del cuidado de la piel durante la noche; podríamos decir que es casi un mantra. Pero, ¿porque es tan importante? ¿Qué diferencia hay respeto los cuidados matutinos?. En este post, te explicamos porque debemos vencer la pereza durante la noche y sacar unos minutos para el cuidado de nuestra piel.

¿Por qué debemos presentar atención a los cuidado de la piel durante la noche?

Durante la noche, antes de ir a dormir, es un momento del día muy importante para nuestra piel. Y es que es precisamente en ese momento del día, cuándo más debemos prestar atención al cuidado de la piel. Las principales causas:

  • Nuestro ritmo circadiano hace que se activen ciertos sistemas hormonales durante esas horas previas al descanso y sobretodo durante el sueño, para que se inicie un proceso de regeneración y reparación celular. Es en esta fase cuando se produce la recuperación tisular de la piel y es cuando más nutrientes necesita.
  • Por otra parte, nuestra piel se ve expuesta a agresiones físicas climáticas durante el día, como la radiación solar, los cambios de temperatura, la oxidación y producción de radicales libres, la humedad o tóxicos ambientales. Las capas externas de la piel sufren descamación y pérdida parcial del estrato córneo que requiere nuevas células para mantener su nivel protección óptimo. Durante la noche, se repara ese daño acumulado mediante procesos de regeneración y reestructuración de fibras de colágeno y elastina.

Cuidados de la piel antes de ir a dormir

Por todo ello es importante aprovechar la noche para realizar una correcta rutina e incorporar productos con efecto a largo plazo con base hidratante y nutritiva. No olvides los siguientes pasos:

  1. Higiene facial: A pesar de que sea lo más pesado de realizar, es fundamental realizar un correcto lavado de nuestra piel con agua tibia. Te aconsejamos realizar una limpieza suave de nuestra piel para eliminar el exceso de sebo y restos de sustancias tóxicas, de maquillaje o de otros compuestos nada saludables. La higiene facial diaria es vital (tanto mañana como noche) para limpiar nuestro sistema tegumentario (folículos pilosos y poros). Lo ideal es elegir un producto adecuado a nuestro tipo de piel. Recuerda que una piel limpia absorbe un porcentaje mayor de nutrientes siendo la base de los tratamientos nocturnos para que realicen su función: ayudar en la regeneración celular.
  1. Exfoliación facial: Es un buen momento para realizar de forma semanal o cada 2 semanas un tratamiento de exfoliación adyuvante que permita realizar una limpieza más profunda de la piel. Este proceso permite que aumente el recambio celular y la oxigenación de capas más profundas. Siendo fundamental para que el tratamiento posterior sea más eficaz.
  1. Hidratación y nutrición: Después de una correcta limpieza, sin duda es el paso más importante de todo el proceso para ayudar al proceso de regeneración y la piel consiga recuperar hidratación, elasticidad y firmeza. Utilizaremos un tipo de producto que suele tener una textura más grasa para que su absorción sea más gradual. Tendrá un mayor aporte de componentes nutritivos y antioxidantes, como las vitaminas del C-E-A, colágeno y ácido hialurónico. Y un efecto antiaging como el retinol o los alfahidroxiácidos incentivando la regeneración celular acelerando los procesos de exfoliación natural. Teniendo en cuenta que estos últimos componentes de estas cremas no pueden usarse de día ya que requerirían de fotoprotección (el retinol puede causar manchas si nos exponemos a la luz solar después de su uso).

Aunque sea a veces un tanto desesperante… en una buena rutina de limpieza e hidratación previa a nuestro descanso merecido, radica buena parte del éxito de una piel radiante y sana.

Siguientes artículos