Favorece día a día el crecimiento del cabello

Favorece día a día el crecimiento del cabello

Existen épocas del año en las que el pelo se cae más de la cuenta y es entonces cuando nos surge la duda, nos preocupamos y nos preguntamos si realmente estamos cuidando bien nuestro cuero cabelludo.

Sabemos que, de cada 100 pelos que tenemos, siempre hay un 12-15 % en fase de recambio y que podemos llegar a tardar alrededor de cuatro años en renovar completamente toda nuestra cabellera. 

Entonces… si se me cae mucho el pelo, ¿tengo alopecia?

La respuesta suele ser negativa. La mayor parte de las alopecias severas no cursan con un desprendimiento súbito del cabello. Podríamos decir que en 8 de cada 10 personas no tienen ningún sustrato patológico. Simplemente ocurre que la repoblación de los cabellos que perdemos se sucede de forma aleatoria y no inmediata. Por tanto, el concepto se basa más en la renovación de los folículos pilosos que en la pérdida. Y este proceso, denominado efluvio telógeno, muestra muchas veces una tendencia estacional y depende de diferentes factores (ambiente o alimentación).

Sin embargo, debemos puntualizar también que existen factores genéticos predisponentes que hacen que ese proceso de renovación tenga una velocidad diferente al proceso de caída natural al que todos estamos sometidos.

¿Qué factores influyen en la caída del cabello?

  • Clima: si utilizamos una temperatura alta para lavarnos a diario el cabello, es importante saber que esto provoca un daño local que podríamos evitar. Además, ciertos factores ambientales (humedad, calor, frío) también pueden influir en el proceso de renovación y caída capilar.
  • Calidad de vida: los picos hormonales producidos por el estrés pueden provocar alteraciones tisulares locales y generalizadas y causar una alteración en la regeneración capilar o fomentar la caída porque acelere el proceso.
  • Alimentación: una dieta pobre en vitaminas A, C y E, así como en aminoácidos esenciales, puede ocasionar restricciones en el proceso de renovación telogénico.

Pero qué hay de… Mitos y verdades sobre la caída del cabello

  • El champú daña el pelo: es sencillo, debemos adecuar el producto y el cuidado a nuestra tipología de piel. No al revés. Sin embargo, hay que evitar ciertos productos, como los tintes
  • Cepillarse o lavarse el pelo: la raíz del pelo está a medio centímetro de profundidad por debajo de la piel; por tanto, los cabellos que caen lo hacen porque están en fase de renovación.
  • Canas: ¿si me arranco una me salen más? Lo único cierto es que su aparición es progresiva, nada más.
  • Época del año: dependiendo de la fase del proceso capilar, puede ser que en determinadas temporadas observemos que nuestro pelo se cae más. No hay que asustarse; simplemente se trata de un proceso fisiológico que tarda semanas o meses en pasar a la siguiente fase. 

Consejos para favorecer el crecimiento del cabello

Por último, os dejamos unos consejos que se basan principalmente en la prevención de la caída capilar.

  • Alimentación: es fundamental que sea rica en líquidos y en bioelementos, como por ejemplo el selenio o el zinc, así como que favorezca la ingesta de múltiples vitaminas, como la biotina o la cianocobalamina.
  • Cuidados: utilizar lociones anticaída previene y fortalece la raíz folicular, ya que adecua el sustrato de grasa y estimula el crecimiento capilar.

Si aún os habéis quedado con dudas, os sugerimos que acudáis al dermatólogo para que os realice un tricograma.

Siguientes artículos