Los secretos de un buen afeitado en 5 pasos

Los secretos de un buen afeitado en 5 pasos

Todos presumís de hacerlo bien y de conocer los secretos de un buen afeitado. Pero tal vez con tantos años de experiencia habéis adquirido ciertas manías inadecuadas que podrían mejorar. ¿Sabéis si es bueno afeitarse a contrapelo?, ¿por qué salen las rojeces? o ¿qué hacer con un pelo rebelde?

Las barbas cortas y de dos-tres días vuelven a ser tendencia. Pasaron a la historia las melenudas de los hipsters, ahora el look gentleman, cuidado y rasurado vuelve a estar de moda. Desgraciadamente para muchos el afeitado seguirá siendo un hábito imprescindible en la rutina de higiene del hombre.

La barba crece una media de 0,3 milímetros cada día, lo que hace que debamos recortarla a menudo. Sin embargo, el afeitado es una agresión fuerte en la piel masculina. Por eso, debemos hidratar el rostro con cremas o geles adecuados a nuestro tipo de dermis y evitar, así, una piel áspera, seca y rugosa tras el rasurado. Para centrarnos ya en materia, en este post te explicamos paso a paso cómo debe ser el afeitado ideal.

5 pasos para un buen afeitado

  1. Dúchate antes: lávate la cara con agua caliente antes de afeitarte, ya que el calor debilita el pelo y la cuchilla pasará con más facilidad. Además, para todos aquellos que seáis previsores, la noche anterior al afeitado utiliza nuestras ampollas ALFA-PEELING para preparar tu piel.
  2. Aplica la espuma: esparce el producto en toda la zona por donde pasarás con la maquinilla. Deja actuar unos minutos la espuma, así permitirás que la piel absorba los activos de la fórmula y creará una capa protectora para el afeitado.
  3. Pasa la cuchilla: no te afeites a contrapelo, hazlo siguiendo el sentido del pelo, de esta manera evitarás rojeces, pelos encarnados y cortes. Entre pasada y pasada mantén la cara siempre húmeda con agua caliente. Si tienes la piel sensible y sueles sufrir foliculitis (pelo enquistado) o eccemas cutáneos, lo más recomendable es usar productos dermatológicos. Para estos casos la aplicación de las ampollas ALFA-PEELING te ayudará a regenerar la capa más superficial de la piel.
  4. Pelos rebeldes: cuando te encuentres con algún pelo que se te resiste no presiones la zona con la cuchilla. Lo mejor es aplicar agua caliente en la zona, poner espuma otra vez y hacer otra pasada con calma.
  5. Sécate con golpecitos: una vez acabes de afeitarte coge la toalla y sécate dando pequeños golpecitos al rostro para evitar irritaciones futuras. Al terminar evita ponerte productos after shave con alcohol, que te abrasarán la piel; hoy día hay fórmulas más suaves e hidratantes. Nuestra sugerencia es utilizar primer un sérum y luego las ampollas con proteoglicanos, que nutren y miman la piel desde el interior.

Como ves un buen afeitado no es un ningún misterio pero sí que requiere de unos cuidados especiales para no maltratar a la piel. Lo ideal es tener paciencia al rasurarse, dedicarle al menos unos 15 minutos, porque con las prisas sólo conseguirás una cara roja y llena de trocitos de papel.

Siguientes artículos