Consigue un mejor bronceado cuidando tu alimentación

Consigue un mejor bronceado cuidando tu alimentación

Llega el buen tiempo y con él las ganas de playa, sol y… ¿por qué no? ¡De lucir bronceado! Pero para que tu piel reluzca sana y brillante, ante todo debes protegerla.

Además de una buena protección solar, también es muy importante que cuidemos nuestra piel a través de la hidratación y la alimentación. Y es que aunque parezca mentira, existen ciertos nutrientes que no solo favorecen el bronceado, sino que también ayudan a proteger la piel de la radiación solar y a ¡prolongar el moreno adquirido! ¿Estás deseando ver cuáles son?

Alimentos que favorecen el bronceado:

  • Agua

Si nuestra piel no está debidamente hidratada comenzará a descamarse y… ¡adiós bronceado! Así que este verano bebe agua, toma zumos de frutas naturales o té helado.

  • Frutas y verduras

Las frutas y verduras son ricas en vitaminas y antioxidantes. Además protegen el colágeno y elastina de la radiación solar, dos sustancias imprescindibles para mantener la elasticidad de tu piel. Prueba tomar 3 piezas de fruta o verdura al día y verás como tu rostro tiene un aspecto más atractivo.

  • Alimentos ricos en betacarotenos y otros carotenoides

Seguro que habrás escuchado mil veces que comer zanahorias en verano aumenta el bronceado. Te alegrará saber que ¡es totalmente cierto! Y es que la zanahoria, como tantos otros alimentos ricos en betacarotenos, favorece la producción de melanina. Estos alimentos se caracterizan por su color llamativo (rojo, amarillo o naranja), como los pimientos, los albaricoques, el melocotón, la calabaza, el tomate, la sandía y las cerezas. Sin embargo, según la doctora y experta en nutrición Isabel Belaustegui Trías, existe otro alimento que aporta 15 veces más vitamina A que la zanahoria: el aceite de palma rojo. Este alimento, rico en carotenos, ayuda a conseguir un bronceado bonito y duradero. Así que ya sabes… Este verano, ¡que no falte en tus ensaladas!

  • Alimentos ricos en vitaminas del grupo B

Sí, también la carne, pescado, huevos, lácteos y legumbres son fundamentales para mantener la elasticidad de la piel.  

  • Alimentos ricos en vitamina E

Otros alimentos como el aceite de oliva, yema de huevo, aguacate y frutos secos como las avellanas, también son esenciales en tu dieta de verano, gracias a su acción antioxidante y cicatrizante.

  • Alimentos ricos en omega 3

Estos alimentos son perfectos para conseguir un bronceado más duradero. Además de ayudar a tu piel a combatir la sequedad y deshidratación. Se trata del pescado azul, frutos secos y aceites vegetales.

Ahora que ya conoces algunos trucos alimenticios, ¡solo queda disfrutar del bronceado! Empieza a introducir estos alimentos en tu dieta dos meses antes de la llegada del verano, para llegar con un buen color de piel. Pero eso sí,  protegiendo antes tu piel con filtros solares para mantener la salud de la piel y prevenir su envejecimiento.

Siguientes artículos